Después de mucha investigación, usted llegó a un proveedor chino que está alineado con todos sus requisitos previos para el desarrollo de productos. El proceso involucró la creación de varias muestras, hasta que el producto quedara exactamente de la manera esperada. Ellos fueron a la producción y pronto se trasladarán al destino final.

Pero a fin de cuentas, ¿cómo hacer para transportar esa carga desde Asia hasta el país donde está su almacén de distribución? La idea de este texto es justamente mostrarle cuáles son las opciones de envío.

Antes de cualquier cosa, es importante señalar que usted ha pasado por la parte más difícil, que es encontrar y desarrollar un proveedor. El transporte parece complejo, pero es una parte relativamente simple en el proceso de comprar en China. A pesar de eso, es fundamental prestar atención en esta fase, pues si se hace de manera equivocada puede traer una pérdida de tiempo y de dinero.

Para que todo vaya bien es importante entender cuáles son las opciones que encajan en sus objetivos y elegir buenos socios para realizar el proceso, si usted no tiene dominio en el área.

A continuación, compartimos cuáles son las alternativas de transporte. La elección entre ellos dependerá de los valores y el tiempo que está dispuesto a invertir para recibirlos. Compruebe y siga con su proceso de importación de China.

Tipos de transporte que pueden utilizarse en su importación

Básicamente, usted puede contar con tres formatos de logística para su carga en China: courier, transporte aéreo y marítimo.

Servicio de mensajería

Este es, sin duda, el método más caro. Sin embargo, también es el más eficiente y rápido. Dependiendo de la cantidad de elementos que está transportando, esto puede ser una excelente alternativa.

Los servicios de mensajería son prestados por empresas como Fedex, DHL y UPS. Al contratar a una de esas compañías usted no necesita preocuparse con mucho, ya que ellas se responsabilizan por los servicios aduaneros, además de buscar y entregar la carga directamente donde sea indicado.

En general, los documentos exigidos por los servicios de mensajería son: factura, packing list y certificado de origen. El tiempo de entrega de los productos varía entre dos y cinco días hábiles, dependiendo del destino final.

Transporte aéreo

El transporte aéreo es una alternativa más barata que el de courier, pero que también llega hasta el destino final con bastante velocidad. En promedio, son necesarios entre dos y diez días hábiles para que su pedido llegue.

A diferencia del servicio de mensajería, el despacho de aduanas será su responsabilidad. Usted puede hacer esto por cuenta, si tiene dominio pleno del proceso, o bien contratar a una empresa que entiende del asunto. Este agente cobra una tasa para realizar el servicio, pero la inversión puede valer si se compara con el valor de su carga.

Al utilizar el transporte aéreo, necesitará los siguientes documentos: factura, certificado de origen, declaración de exportación del remitente (SED), conocimiento de embarque, packing list, certificado de inspección de importación y declaración de control de destino.

Transporte marítimo

La tercera opción para transportar sus productos de China al destino final es a través del transporte marítimo. En esa modalidad sus pedidos se colocan en contenedores y se encamina al puerto más estratégico del país de destino.

El transporte marítimo es el más barato de todos y muy popular entre quienes compra en China. Su punto negativo es la demora. Sus pedidos pueden tardar hasta 60 días para llegar al destino final, dependiendo de la dirección.

Así como en la opción aérea, usted o una agencia especializada necesita cuidar de todo el proceso de despacho de aduanas, además de tener que contratar una empresa que haga el transporte de la fábrica de China hasta el puerto chino, y del puerto final hasta su almacén.

El interesante de esta modalidad es que usted puede encaminar, en un mismo contenedor, productos de diversos proveedores. Con organización, esto permite que todos sus elementos lleguen juntos (lo que es estratégico, llevando el tiempo de transporte en consideración).

si usted tiene un agente de carga en China, puede ser responsable de recibir todos los elementos por su empresa y consolidar en un único contenedor.

Para realizar el transporte marítimo necesitará los siguientes documentos: factura, certificado de origen, declaración de exportación del remitente, packing list, certificado de inspección de importación y declaración de control de destino.

¿Debo contratar a personas para realizar ese trabajo?

Si esta es su primera vez haciendo el transporte de productos chinos, recomendamos fuertemente que usted cuente con un agente de carga para realizar el proceso. Este servicio puede ser contratado tanto en su país como en China.

Al tener un socio en el mismo país que usted, la comunicación es más fácil. Al tener un agente en Asia, puede dar una ayuda acompañando el proceso directamente con el proveedor y evitando posibles errores.

Dependiendo del porte de la empresa contratada, usted puede contar con agentes en las dos partes. Este escenario es ideal, ya que elimina cualquier tipo de problema durante el transporte.

Si su objetivo es hacer este proceso por cuenta, es fundamental entender las reglas de importación de cada país de origen, para evitar errores y posibles pagos indebidos de impuestos. En cuanto a los documentos necesarios que fueron citados durante este texto, aquí va un enlace con modelos que se pueden utilizar como base.

Quiero vender los productos a los Estados Unidos, pero viviendo en latinoamérica. ¿Puedo hacerlo?

A partir del momento en que usted encuentra un buen proveedor en China, no es necesario limitarse a vender estos artículos en latinoamérica. Enfocarse en el mercado americano es una excelente estrategia para quien quiere ganar dinero trabajando con la importación.

Estados Unidos es un excelente país para quien desea alcanzar un gran número de personas con productos de calidad procedentes de China. Esto es porque los estadounidenses son los mayores compradores del mundo y responsables de un tercio del consumo mundial. Para tener idea, sólo en 2016, ellos fueron responsables de mover 13 billones de dólares.

Interesante pensar en enfocar en el país con esas perspectivas, ¿no? La buena noticia es que quien desea expandir los horizontes y vender los artículos a Estados Unidos puede hacerlo con tranquilidad, incluso viviendo en latinoamérica.

Para eso, es sólo abrir una empresa en los Estados Unidos. En este texto, hemos sugerido cómo encontrar un buen proveedor chino. Si su objetivo es enfocarse en el mercado estadounidense y alcanzar aún más clientes, siga el paso a paso del material, teniendo en cuenta el perfil del consumidor de EE.UU.. A la hora de transportar estos artículos al país norteamericano, siga los consejos de este texto que acaba de leer y enviar los artículos directamente a nuestro almacén, que se encuentra en Orlando.